Reglamento Subsidios

Ley Nº 6983

REGLAMENTO DE PRESTACIONES ASISTENCIALES. SUBSIDIOS POR MATERNIDAD, NACIMIENTO INCAPACIDAD, NUPCIALIDAD, FALLECIMIENTO, ADOPCION, FILIACIÓN POR ADOPCION, CELIAQUIA Y JUBILACION

En vigencia desde 1º de agosto de 2014

 

TITULO PRIMERO
DE LOS SUBSIDIOS EN GENERAL

Capítulo primero
Ámbito de aplicación

Artículo 1.- Alcance. La Caja de Seguridad Social para Escribanos de la Provincia de Buenos Aires (en adelante “La Caja”), en virtud de lo dispuesto en el artículo 2 de la ley 6983, reformada por la ley 12.172, acordará beneficios de prestaciones asistenciales y subsidios a las personas enunciadas en este reglamento en las condiciones seguidamente establecidas.

Capítulo segundo
Beneficiarios

Artículo 2.- Beneficiarios principales. Son beneficiarios principales de los subsidios las siguientes personas:

a) Los notarios titulares de registro de escrituras públicas y sus adscriptos.

b) Los notarios jubilados de “La Caja”.

c) Los pensionados de “La Caja”.

d) El Juez Notarial, los Secretarios del Juzgado Notarial en actividad, los Inspectores del Juzgado Notarial incorporados hasta la entrada en vigencia de la ley número 12.172 y, como también, aquellos que habiéndolo sido, cesaren como tales para acogerse a cualquier régimen jubilatorio a condición de que cuenten con una afiliación al presente sistema durante los últimos cinco años de servicio.

e) Aquellos notarios que se encuentren en uso de licencia en el ejercicio profesional para realizar las funciones de fiscalización establecidas por los artículos 21 a 25 de la ley 6983 reformada por la ley 12.172 o para realizar las funciones de fiscalización establecidas en el Convenio suscripto con la Provincia de Buenos Aires que forma parte del decreto 2815/96; en las condiciones que establezca el Consejo Directivo.

f) Los empleados del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires y los empleados no docentes de la Universidad Notarial Argentina, ingresados hasta el 31 de diciembre de 2000.

g) Los que habiendo sido empleados del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires o empleados no docentes de la Universidad Notarial Argentina, cesaren como tales para acogerse a cualquier régimen jubilatorio, siempre que al 31 de diciembre del 2000 contaran con una antigüedad mayor a diez años y registren afiliación al sistema durante los últimos cinco años de servicio.

h) Aquellos notarios que estando en actividad con Registro en la Provincia de Buenos Aires fueran designados para ejercer funciones en el Juzgado Notarial de la Provincia de Buenos Aires.

Artículo 3.-Beneficiarios derivados. Se hallan alcanzados por este Reglamento, en su condición de familiares a cargo de los beneficiarios enumerados en el artículo anterior y en las condiciones establecidas al efecto por la “Caja”, a excepción de los indicados en el inciso “c”, es decir los pensionados:

a) Su cónyuge

b) Sus hijos menores de 21 años, o mayores incapacitados

c) Sus hijos mayores de 21 años

d) Sus nietos huérfanos de padre y madre menores de 21 años o mayores incapacitados

e) Nietos mayores de 21 años huérfanos de padre y madre

f) La persona que conviva en público y aparente matrimonio con el causante.

Los pensionados de “La Caja” podrán incorporar como beneficiarios a los familiares indicados en los inciso “c”, “d” y “e” del presente artículo cuando estos también sean hijos o nietos del causante que originó la pensión y con las condiciones establecidas por “La Caja” al efecto.

En el caso de los incisos “c”, “e” y “f” del presente el beneficiario principal deberá abonar una cuota mensual cuyo monto será establecido por el Consejo Directivo.

Artículo 4.- Afiliación transitoria. Casos. Se establece un régimen de afiliación transitoria abonando una cuota mensual que será establecida por el “Consejo Directivo” para los siguientes casos:

a) El Notario que habiendo finalizado su ejercicio profesional por aplicación del artículo 32 inciso 1 del decreto ley 9020, no hubiera iniciado formalmente su jubilación y optare por continuar adherido al sistema, lo podrá hacer por un plazo de 180 días renovable por igual período, bajo las condiciones establecidas por “La Caja”, abonando el cargo mensual que al efecto establezca el Consejo Directivo. Esta afiliación incluye a su grupo familiar adherido y requiere que el afiliado no sea deudor de “La Caja”.

b) El notario que se encuentra en uso de licencia por razones de índole particular y el que fuera suspendido en el ejercicio profesional se podrá incorporar junto con sus beneficiarios derivados con carácter de adherentes al sistema de prestaciones asistenciales a condición que no sea deudor de “La Caja, abonando el cargo mensual que al efecto establezca el Consejo Directivo. Lo podrá realizar por un plazo máximo de un año contado a partir del otorgamiento de la licencia o suspensión y lo deberá solicitar antes de los 60 días de notificadas las mismas.

c) El Notario suspendido por un período menor a 60 días gozará de una afiliación transitoria, la cual será automática e incluirá a su grupo familiar adherido, a condición de que el afiliado no sea deudor de “La Caja”, abonando el cargo proporcional que al efecto establezca el Consejo Directivo.

d) El Notario que renuncie para acogerse a los beneficios jubilatorios o cese por aplicación del artículo 32 inc. 1 del decreto ley 9020 gozará juntamente con su grupo familiar de una prórroga de 60 días a partir de esa fecha para seguir utilizando los servicios del sistema de atención a la salud. Este plazo se extenderá por 60 días más cuando la demora en el otorgamiento de la jubilación fuese imputable a este Colegio o a la Caja de Seguridad Social.

e) Aquellos que a la fecha de fallecimiento del beneficiario principal se hallaren incorporados al sistema como beneficiarios derivados de aquel, y se encuentren tramitando el consecuente beneficio de pensión ante “La Caja”, gozarán de una prórroga de la afiliación por 60 días desde la fecha del deceso, pudiendo extenderse por igual período cuando la demora en la resolución de la pensión fuese imputable a este Colegio o a la Caja de Seguridad Social. Esta prórroga está condicionada a la inexistencia de derechos en contradicción.

f) El hijo de un beneficiario principal cuya madre no es afiliada al sistema gozará de una afiliación transitoria que dará cobertura a los gastos derivados del parto, incluso los cuidados de la madre no afiliada hasta el momento del egreso sanatorial del niño, debiendo el beneficiario principal, para gozar de dicha cobertura, cumplir con los requisitos fijados por “La Caja” a tal efecto. El beneficiario principal tendrá un plazo de 60 días a contar desde el nacimiento para solicitar formalmente la incorporación del recién nacido, caso contrario deberá reintegrar a “La Caja” los montos que se hubieran abonado por los distintos conceptos.

g) El hijo de una afiliada, cuya incorporación al sistema no está prevista por la norma, tendrá derecho a una afiliación transitoria que dará cobertura a todos los gastos causados desde el nacimiento hasta su egreso sanatorial.

h) El menor dado en tutela o guarda a un afiliado principal para adopción gozará de una afiliación transitoria hasta una vez firme y consentida la sentencia de adopción.

i) El notario que se encuentre con licencia, y que cumpliendo las condiciones establecidas para obtener la jubilación extraordinaria por invalidez decida no acogerse a ella, gozará de una afiliación transitoria por períodos consecutivos de un año, conjuntamente con su grupo familiar adherido, siempre que hubiere hecho uso del subsidio por incapacidad. Esta afiliación será bajo los términos, condiciones y monto del cargo establecidos por el Consejo Directivo.

Artículo 5.- Condición de los familiares. En los supuestos del artículo tercero incisos “c”, “d” y “e” la facultad de incorporar a los familiares al sistema, será procedente cuando estos se hallaren a cargo del beneficiario principal. Se presume tal circunstancia respecto de los hijos menores. La condición de familiar a cargo será apreciada por la Caja a la época de solicitud de incorporación del familiar, o en lo sucesivo cuando lo juzgare necesario, pudiendo en ambos casos requerir la más amplia información sobre el particular.

Artículo 6.- Carácter supletorio. El Consejo Directivo podrá establecer los casos en que los subsidios que se acuerden a los familiares, operen con carácter supletorio del que pudiera corresponderles en su calidad de beneficiarios de otras Entidades Asistenciales, y por la diferencia no subsidiada por estas, hasta los topes máximos establecidos por esta Caja.

Capítulo tercero
De la forma, condiciones, fecha de incorporación y baja del sistema

Artículo 7.- Forma de incorporación. La calidad de los beneficiarios se adquiere de la siguiente forma

a) Los notarios titulares y adscriptos de registros de escrituras: en forma automática desde la iniciación de sus funciones, considerando como tal la fecha de la primera escritura.

b) Los notarios jubilados: automáticamente desde el día en que tengan derecho a percibir su jubilación, salvo que exterioricen su voluntad en contrario.

c) Los pensionados: en forma automática desde el día que tengan derecho a percibir su pensión, salvo que exterioricen su voluntad en contrario.

d) Aquellos otros comprendidos en los incisos “e”, “g”, “h” del artículo segundo: por su voluntaria incorporación, previa justificación del carácter que invoquen y resolución favorable de “La Caja”.

e) Las personas a las que se refiere el artículo tercero: a través de la manifestación del beneficiario principal, previa justificación de carácter que invoquen y resolución favorable de “La Caja”.

Artículo 8.- Los notarios titulares o adscriptos no necesitarán contar con antigüedad alguna para gozar de los subsidios, ni sus cónyuges, hijos o nietos –en su caso- siempre y cuando la incorporación del grupo familiar se realice dentro de los siguientes plazos, a saber:

Cónyuges e hijos menores de edad.

a) Si el beneficiario principal solicita la incorporación y completa la documentación requerida dentro de los sesenta días contados a partir de su propia alta, o del casamiento, nacimiento o adopción, según el caso, la fecha de alta será la de dicho acontecimiento.

b) Si el alta se solicita y completa la documentación requerida transcurridos los 60 días de producido el acontecimiento (y antes de los 180 días) la fecha de alta será la fecha de recepción de la nota en la Caja.

c) Si el alta se solicita transcurridos los 180 días de su propia alta, casamiento, nacimiento o adopción, la fecha de alta será la de la aprobación por el Comité Ejecutivo.

d) Si al solicitar el alta de un recién nacido se omite la presentación de la partida de nacimiento por cuestiones de fuerza mayor, “La Caja” tomará el pedido del afiliado titular y realizará un alta provisoria a la espera de la partida de nacimiento.

Hijos mayores de edad: 180 días contados a partir del día en que cumplan 21 años o de la propia alta del beneficiario principal y con efecto retroactivo a esa fecha.

Nietos a cargo: 180 días contados a partir del día en que hubiere quedado huérfano de padre y madre o de la propia alta del beneficiario principal y con efecto retroactivo a esa fecha.

En los supuestos de los cuales la incorporación se realice fuera de los plazos y condiciones establecidos en el presente artículo, deberá transcurrir 6 meses desde la admisión hasta su incorporación definitiva, o la reincorporación, en su caso; queda exceptuado de esta condición la incorporación de la cónyuge.

Artículo 9.- Cambio de calidad de beneficiario. No regirán los plazos establecidos en el artículo anterior para los afiliados que cambien su calidad de beneficiarios en virtud de su jubilación, ni para los causahabientes de los afiliados que se incorporen a este régimen. Todos ellos tendrán derecho a cualquiera de los subsidios desde la fecha de su incorporación. En el supuesto que manifestaren su voluntad de no incorporarse a este régimen y posteriormente optaren por su incorporación, tendrán derecho a subsidio sólo después de cumplido el plazo a que se hace referencia en la última parte del artículo anterior.

Artículo 10.- Pérdida de la calidad de beneficiario. Extensión. La pérdida de la calidad de beneficiario, cualquiera fuera la causa, se extenderá a los familiares a cargo de los mismos. La baja del sistema tendrá lugar en forma automática sin necesidad de interpelación o comunicación previa de “La Caja” a partir de la fecha en que, de acuerdo al tipo de afiliado, cesen los requisitos o condiciones que justifiquen su permanencia en el sistema y/o la fecha de recepción de la nota del beneficiario principal solicitando la baja.

A partir de la baja del sistema, resulta una carga para el beneficiario principal, la devolución de la credencial respectiva, y responderá por los consumos que él y/o los miembros del grupo familiar registren luego de la fecha de baja, los que serán reclamados como uso indebido del sistema, con más los intereses correspondientes. En ningún caso el beneficiario principal tendrá derecho al reintegro de los cargos por afiliación durante el período por permanencia irregular. No obstante, las diferencias de cargo de afiliación que durante dicho período hubiera integrado por déficit de aportación, podrán ser imputadas al pago del cargo por uso indebido.

Artículo 11.- La sentencia de divorcio hará perder al cónyuge del beneficiario principal la calidad de beneficiario del sistema. La baja del sistema será automática, sin necesidad de interpelación o comunicación previa de la Caja y tendrá lugar a los sesenta días corridos desde la fecha de la sentencia o desde su notificación al beneficiario principal, la que fuera anterior.

A partir de la baja del sistema, resulta una carga para el beneficiario principal la devolución de la credencial respectiva y responderá por los consumos posteriores, los que serán reclamados como uso indebido del sistema con más los intereses correspondientes.

En ningún caso el beneficiario principal tendrá derecho al reintegro de los cargos por afiliación durante el período de permanencia irregular. No obstante, las diferencias de cargo de afiliación que durante dicho período hubiera integrado por déficit de aportación, podrán ser imputadas al pago del cargo por uso indebido.

En el caso que el beneficiario principal haya sido declarado culpable en la sentencia de divorcio o tuviera a su cargo el pago de alimentos que hubieran sido reclamados judicialmente, podrá mantener en el sistema de salud a su excónyuge mediante el pago de una cuota que al efecto establecerá “La Caja”.

Capítulo cuarto
Del domicilio

Artículo 12.- Domicilio en la República. Es condición para el otorgamiento de cualquier tipo de subsidio que el beneficiario principal o el familiar en su caso, tengan domicilio real en la República Argentina.

Capítulo quinto
De la validez de la documentación

Artículo 13.- Validez de la documentación. Es condición para el acceso a cualquier prestación asistencial u otorgamiento de subsidio que el beneficiario principal o el familiar en su caso, presente la documentación requerida por “La Caja” en original o en copia certificada por Escribano público.

 

TITULO SEGUNDO
DE LOS APORTES DE LOS BENEFICIARIOS

Artículo 14.- Obligación de aportar. Los afiliados tiene la obligación de aportar las sumas suficientes para el mantenimiento del sistema, que “La Caja” fijará, por resolución de Consejo Directivo, periódicamente, conforme a las necesidades de su sostenimiento y a las distintas clases y condiciones de los afiliados. Esta obligación será condición para el goce de los subsidios contemplados en este reglamento.

Artículo 15.- Obligación previa del pago de aportes. No será acordada ninguna prestación para el afiliado que lo solicite, cuando a la fecha de los hechos que le dieron origen, los peticionarios no se hallaren al día en el pago de sus aportes o tuvieran deudas con “La Caja” derivadas del uso indebido del sistema, aún cuando ofrecieren la satisfacción de la deuda atrasada. La suspensión del afiliado y su grupo familiar, operará en forma automática, una vez transcurridos treinta días desde el último vencimiento del pago que debió efectuar.

Artículo 16.- Beneficiarios adherentes. No será acordada ninguna prestación para aquellos afiliados mencionados en los incisos “d”, “e”, “g”, “h” del artículo 2, incisos “c”, “e” y “f” del artículo 3, incisos “a”, “b”, “c” e “i” del artículo 4 y último párrafo del artículo 11, cuando a la fecha de los hechos que le dieron origen, no se hallaren al día en el pago de sus cuotas. La suspensión del afiliado operará en forma automática, una vez transcurridos treinta días desde el último vencimiento del pago que debió efectuar. Aquellos que se atrasaren en el pago de tres mensualidades quedarán automáticamente separados del presente régimen y perderán todo derecho a los subsidios. Si desearen reincorporarse se sujetaran a los plazos que, según su condición, fija el artículo 8.

 

TÍTULO TERCERO
DE LAS PRESTACIONES ASISTENCIALES

Artículo 17.- Cobertura de salud. El sistema de atención de la salud tiene por objeto dar respuesta a las necesidades de los afiliados referidas a la promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud. Se basa en la libre elección de prestadores por parte de los afiliados y para ello brinda cobertura a todas las prestaciones médicas necesarias, de acuerdo a los artículos siguientes.

Artículo 18.- Modalidad de cobertura. Para la provisión de los servicios, “La Caja”, a través del Consejo Directivo, celebrará convenios con instituciones prestadoras de salud, de trayectoria reconocida. Con esta modalidad se obtendrá una cobertura de la totalidad de los gastos autorizados, que serán facturados por el prestador a “La Caja”, según normas previamente acordadas. Algunos convenios podrán establecer un monto a cargo del afiliado en concepto de copago. El sistema de reintegros será utilizado para dar cobertura a aquellas prestaciones o insumos no previstos por el mecanismo de convenio o, cuando estando previstos, el afiliado elija a un prestador no contratado.

Artículo 19.- Prestaciones. La Caja brindará cobertura de las siguientes prestaciones:

  1. Consultas y visitas médicas.
  2. Prácticas ambulatorias de baja, mediana y alta complejidad, nomencladas y no nomencladas.
  3. Estudios preventivos.
  4. Laboratorio: prácticas nomencladas y no nomencladas.
  5. Medicamentos ambulatorios.
  6. Medicamentos oncológicos y de uso excepcional.
  7. Material de contraste, material radioactivo.
  8. Rehabilitación: fisiokinesioterapia, Terapia ocupacional y fonoaudiología, cuidados domiciliarios.
  9. Salud mental: psiquiatría y psicología médica, ambulatoria y en internación.
  10. Internaciones clínicas, quirúrgicas y otras, con excepción de las que tuvieran fines meramente estéticos.
  11. Terapia radiante.
  12. Transplantes.
  13. Prótesis y otros insumos biomédicos.
  14. Optica: anteojos, lentes de contacto.
  15. Audiología.
  16. Servicios de emergencias médicas.
  17. Odontología.
  18. Fertilización asistida de baja y alta complejidad.

Artículo 20.- “La Caja” podrá otorgar subsidios para el reintegro de gastos originados por internación geriátrica o cuidados domiciliarios, y por alojamiento fuera de su residencia habitual para aquellos afiliados con tratamientos de radioterapia y/o post operatorios con complicaciones, en los casos, con las condiciones y montos establecidos al efecto que periódicamente se estipulen.

Artículo 21.- Nuevas prestaciones. La incorporación de nuevas prestaciones e insumos que surjan del avance de la ciencia será evaluada, mediante informes técnicos que certifiquen su beneficio, con dictamen de la Asesoría Médica y/u Odontológica de “La Caja”, según corresponda al caso. La incorporación definitiva de éstas, así como la definición del mecanismo y el alcance de la cobertura serán resueltas por el Consejo Directivo.

Artículo 22.- Montos y topes de subsidios. “La Caja” convendrá valores con los Prestadores para los servicios por ellos brindados, acorde con los vigentes en el mercado. Determinará también la documentación que deberá presentarse para la fiscalización de los mismos. Dichos valores servirán como marco de referencia cuando las mismas prácticas sean realizadas por prestadores sin convenio con el sistema, constituyendo los topes de reintegro. Para acceder al mismo deberá presentarse igual documentación que para la práctica equivalente realizada por un prestador convenido.

Para aquellas prestaciones que no estuvieran comprendidas en los convenios y que se consideren alcanzadas por la cobertura del sistema, “La Caja” establecerá los montos tope de reintegro y los requisitos que deberán completarse para acceder a ellos.

Artículo 23.- Cirugía plástica. Los casos de cirugía plástica, sólo podrán ser incluidos en este régimen cuando se consideren: de carácter reparador, indispensables para la corrección de malformaciones ostensibles o que originen en el paciente una disminución para el desempeño de sus actividades. En tal evento “La Caja” requerirá asesoramiento médico previo.

Artículo 24.- Odontología. Las prestaciones incluidas en el nomenclador odontológico serán cubiertas por reintegro o a través de los convenios con las instituciones odontológicas, si los hubiere. Si se utilizara la vía del reintegro, el subsidio, será acorde a los valores fijados por “La Caja”. Si la atención fuera realizada por convenio, el afiliado sólo abonará los copagos que pudieran establecerse. También podrán ser cubiertas las prácticas no nomencladas que hayan sido previamente reconocidas.

Artículo 25.- Verificación. “La Caja” por sí o por medio de los profesionales que designe cuenta con la prerrogativa de verificación y control de las causas, plazos y demás circunstancias invocadas en la formulación de los pedidos de subsidios y para exigir el cumplimiento de todos los requisitos que estime conveniente en salvaguarda de sus intereses. Los beneficiarios deberán acceder y prestar colaboración para el cumplimiento de los recaudos exigidos, de cuya actividad dependerá el otorgamiento del reintegro.

Artículo 26.- Libre elección. Los beneficiarios pueden elegir libremente los médicos, odontólogos, farmacéuticos, obstetras y demás profesionales de la salud, como así también los establecimientos de internación, sin perjuicio de los convenios prestacionales que pudieran celebrarse en beneficio del sistema.

Artículo 27.- Subsidio excepcional. Cuando por las características excepcionales de la asistencia médica realizada, los gastos resultaren desproporcionadamente superiores a los límites establecidos en esta reglamentación, la Caja, previo dictamen fundado de la Asesoría Médica y/u Odontológica de “La Caja”, podrá acordar un subsidio complementario hasta de un 50% del monto fijado para cada prestación. La excepcionalidad aquí contemplada se sustenta en situaciones objetivas y nunca derivadas de la prerrogativa arancelaria propia de los profesionales o instituciones intervinientes.

Artículo 28.- Requisitos necesarios para el pago de reintegros originados en gastos de atención de la salud. Cuando el gasto lo haya realizado el afiliado en forma directa, de la documentación presentada solicitando su reconocimiento y pago deberá surgir:

  1. La calidad o condición del peticionante o causante de la prestación, según lo dispuesto en el Título Primero. Número de carnet del causante.
  2. El diagnóstico de la enfermedad certificado por el profesional tratante o la razón de la asistencia recibida.
  3. Historia clínica en todos los casos de internación clínica o quirúrgica y en los casos complejos de atención ambulatoria.
  4. Las recetas de medicamentos, y/u órdenes de análisis, radiografías y otras prácticas realizadas.
  5. Los recibos y facturas de gastos correspondientes emitidos en legal forma.
  6. La ficha odontológica cuando de este subsidio se tratare.
  7. Las demás exigencias que resulten necesarias a juicio de la Caja para mejor proveer a la solicitud.
  8. Protocolo quirúrgico en caso de cirugías ambulatorias o internaciones quirúrgicas.
  9. Certificado de implante en caso de colocación de prótesis.

Artículo 29.- Continuación de tratamiento. Salvo los casos en que por prescripción médica se hubiera indicado un tratamiento durante un lapso más prolongado, no se reintegrará los montos abonados por compra de medicamentos que fueren adquiridos después de los 90 días de su prescripción originaria sin nueva indicación del facultativo tratante. Ello no obstante, previo dictamen de la Asesoría Médica u/o Odontológica, podrá admitirse el reintegro cuando de los antecedentes de la afección así resulte razonable, sin haber mediado la indicación de tratamiento prolongado.

Artículo 30.- Monto mínimo. La Caja podrá fijar, periódicamente, los montos mínimos para la presentación del trámite de reintegro, lo cual no implicará la pérdida del derecho del beneficiario, sino la postergación de su tratamiento hasta llegar a la suma suficiente.

Artículo 31.- Caducidad de derecho. El derecho al cobro de los reintegros y/o subsidios fijados en este reglamento, caducará de pleno derecho a los 12 meses de producido el hecho que lo origine.

Artículo 32.- Perención del trámite. Se operará la perención del trámite una vez transcurridos tres meses desde la fecha de recepción por el interesado, de la notificación que haga la Caja relacionada a elementos faltantes u observaciones reglamentarias. Ello sin perjuicio de su reiniciación en caso de no haberse producido la caducidad del derecho.

Artículo 33.- Los gastos de salud realizados por los afiliados en el exterior del país solo serán reconocidos como co-seguro del seguro médico que en forma obligatoria deberá tener el afiliado y con las condiciones y topes que establezca el Consejo Directivo.

 

TITULO CUARTO
DE LOS SUBSIDIOS

Capítulo primero
De las causas que los originan

Artículo 34.- Enunciación. La concesión de los subsidios que contempla este Reglamento está determinada por las siguientes causas:

  1. Maternidad
  2. Incapacidad
  3. Nacimiento
  4. Nupcialidad
  5. Fallecimiento
  6. Adopción
  7. Filiación por adopción
  8. Celiaquía
  9. Jubilación
  10. Defunción fetal

La Caja establecerá periódicamente los montos de dichos subsidios, conforme a la índole de los mismos y a sus posibilidades financieras.

Capítulo segundo
Del subsidio por incapacidad

Artículo 35.- Alcance. Los notarios titulares o adscriptos de registros de escrituras, que por enfermedad o accidentes se incapacitaren totalmente para ejercer su profesión durante más de treinta días, tendrán derecho a un subsidio por un término no mayor de un año.

Artículo 36.- Requisitos. El afiliado deberá acompañar a su pedido de subsidio el correspondiente informe médico y la certificación del Juzgado Notarial que acredite el otorgamiento de licencia. En ningún caso será procedente el beneficio si no se lo solicitare durante el tiempo de incapacidad.

Artículo 37.- Apreciación. La incapacidad será apreciada por la Caja sobre la base de los antecedentes clínicos obrantes en el legajo del afiliado; o sobre informes de uno o más médicos que ésta designe o, a su solicitud, por la autoridad sanitaria oficial.

Artículo 38.- Liquidación y monto. Comprobada la incapacidad, el subsidio se liquidará desde la fecha solicitada por el Notario o en su defecto desde la fecha de presentación de la solicitud, no pudiendo abonarse por períodos anteriores al inicio de la licencia. El monto mensual de este subsidio será del 75% del haber básico jubilatorio vigente en el período por el cual se abona.

Otorgado el subsidio la Caja podrá disponer, en cualquier momento, nuevas revisaciones médicas destinadas a verificar el grado de incapacidad del beneficiario.

Artículo 39.- Extinción. El subsidio se extinguirá:

a) Cuando cese la incapacidad.

b) Cuando existieren circunstancias que modificaren el derecho a su percepción, aún cuando el beneficiario no lo hubiere comunicado a la Caja.

c) Cuando por acción u omisión imputable al beneficiario se impidieren o perturbaren los exámenes médicos o se negaren injustificadamente las informaciones requeridas por la Caja.

d) Cuando transcurriere el término de un año a contar desde la fecha en que comenzó a liquidarse el subsidio.

Capítulo tercero
Del subsidio por nupcialidad

Artículo 40.- Alcance - Monto. Los notarios titulares o adscriptos en ejercicio de su profesión o jubilados mediante la adjunción del respectivo certificado de matrimonio, gozarán del derecho a la percepción de un subsidio único por nupcialidad, por la suma que periódicamente establezca el Consejo Directivo.

Capítulo cuarto
Del subsidio por fallecimiento

Artículo 41.- Causantes. Son causantes del subsidio por fallecimiento:

a) Los notarios titulares o adscriptos de registros de escrituras que se hallaban en actividad.

b) Los notarios que se hubieran jubilado como titulares o adscriptos de registros.

c) Los familiares de los notarios indicados en los dos incisos anteriores de acuerdo con lo establecido en el artículo 3º, incs. a, b y f.

Artículo 42.- Monto. La Caja establecerá periódicamente el monto del presente subsidio con valores diferenciados para cada uno de los grupos de causantes amparados en los incisos del artículo anterior.

Artículo 43.- Beneficiarios. El subsidio por fallecimiento beneficiará únicamente al afiliado directo si el causante fuera alguno de sus familiares y a los familiares del mismo con derecho a pensión, en caso de ser el afiliado causante. De no existir familiares con derecho a pensión se efectuará un reintegro por gastos de sepelio, hasta el monto máximo establecido por la caja, a quien acreditare haberlo realizado. Se admitirá el pago a los representantes legales con facultades suficientes.

Artículo 44.- Orden de prelación. El subsidio causado por el afiliado principal se abonará en el siguiente orden excluyente de prelación: cónyuges o conviviente, hijos menores o incapaces.

Artículo 45.- Alteración por la voluntad expresa del causante. El orden de prelación señalado en el artículo anterior, podrá ser alterado por voluntad del causante. Dicha alteración deberá ser consignada en documento público o documento privado con autenticación notarial de la firma y con conocimiento previo de la Caja, anterior a la muerte.

Capítulo quinto
Del subsidio por maternidad

Artículo 46.- Alcance. Monto: Las notarias titulares o adscriptas, tendrán derecho a un subsidio por maternidad por un período de noventa días, sin necesidad de solicitar licencia en el ejercicio de su profesión.

El monto de dicho subsidio será el equivalente al 75% del haber básico jubilatorio vigente para cada mes que se otorgue.

“La Caja” procederá al pago del mismo un mes antes de la fecha probable de parto, la cual se acreditara con certificado médico, o en su caso al momento de presentación de la partida de nacimiento.

Capítulo sexto
Subsidio por nacimiento

Artículo 47.- Los/las Notarios/ Notarias titulares o adscriptos tendrán derecho al cobro de un subsidio por nacimiento de hijos por la suma vigente a la fecha de nacimiento, mediante la presentación de la respectiva partida.

Capítulo séptimo
Subsidio por adopción

Artículo 48.- Los/las Notarios/Notarias titulares o adscriptos/as tendrán derecho al cobro de un subsidio por adopción de hijos por la suma vigente a la fecha de la sentencia de adopción plena, mediante la presentación del respectivo testimonio judicial.

Capítulo octavo
Subsidio por filiación por adopción

Artículo 49.- Alcance. Monto: Las/los Notarias/Notarios titulares o adscriptas/os, tendrán derecho a un subsidio por filiación por adopción, por un período de sesenta días, sin necesidad de solicitar licencia en el ejercicio de su profesión.

El monto del subsidio será el equivalente al 75% del haber básico jubilatorio vigente para cada mes que se otorgue.

“La Caja” procederá al pago del mismo al momento de presentación de la sentencia de adopción plena.

Capítulo noveno
Del subsidio por enfermedad celíaca

Artículo 50.- Alcance. Los afiliados con enfermedad celíaca tendrán el derecho al cobro de un subsidio mensual cuyo monto será establecido por “La Caja”.

Artículo 51.- Apreciación. Los afiliados con enfermedad celíaca deberán certificar la misma mediante los estudios que avalen el diagnóstico, los que serán evaluados por la Asesoría Médica de la Caja.

Artículo 52.- Liquidación. La modalidad de liquidación y depósito del subsidio al afiliado será tratada como una prestación más de atención de la salud a último día del mes correspondiente.

Capítulo décimo
Subsidio por Jubilación

Artículo 53.- Los notarios titulares o adscriptos de registros de escrituras que se acogieran al régimen jubilatorio, tendrán derecho a percibir un subsidio por jubilación cuyo monto será determinado por “La Caja”, el cual será concedido sin necesidad de solicitud por parte del interesado y al momento del otorgamiento del beneficio.

Capítulo undécimo
Subsidio por Defunción Fetal

Artículo 53 bis.- Los/Las notarios/as Titulares o Adscriptos, tendrán derecho al cobro del Subsidio por "Defunción Fetal", de hijos/as, quedando comprendidos en el mismo los gastos que pudieren ocasionarse por la inhumación de los restos. A este fin será necesaria la presentación del certificado médico pertinente, del que surja una gestación superior a las 20 semanas, y la correspondiente partida de defunción fetal expedida por el Registro de las Personas. El monto del Subsidio será igual a un haber y medio jubilatorio, vigente a la fecha de defunción fetal.

 

TÍTULO QUINTO
DISPOSICIONES COMPLEMENTARIAS

Artículo 54.- Reconsideración. Las decisiones relativas a la aplicación e interpretación de este Reglamento quedan reservadas al criterio exclusivo de “La Caja”. Sus resoluciones no darán lugar a otros recursos que el de reconsideración, el que deberá interponerse ante el Consejo Directivo dentro del plazo improrrogable de quince días, contados de la respectiva notificación.

Artículo 55.- Organismos administrativos de tramitación. Los pedidos de reintegros por asistencia de la salud, tramitarán ante las Divisiones correspondientes de la Dirección de la Caja de Seguridad Social.

Artículo 56.- Declárese parte integrante del presente Reglamento las resoluciones del Consejo Directivo que fijan el monto y las condiciones de otorgamiento de los subsidios, de los aportes de sostenimientos y de los requisitos para presentación de trámite.

Artículo 57.- El Consejo Directivo establecerá la fecha de entrada en vigencia del presente Reglamento.