Recomendaciones para la prevención del Coronavirus


Spot de difusión


Para obtener mayor información sobre la situación mundial de COVID-19, puede ingresar al sitio de la Organización Mundial de la Salud (OMS):
https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports/
Para acceder a recomendaciones para la población y protocolos, visitar el sitio del Ministerio de Salud de la Nación:
https://www.argentina.gob.ar/salud/nuevocoronavirus
Para acceder al Plan operativo de preparación y respuesta al COVID-19, ingrese a:
https://www.argentina.gob.ar/salud/coronavirus-COVID-19/plan-operativo
Información de interés del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires:
http://www.ms.gba.gov.ar/sitios/coronavirus/

La Caja de Seguridad Social comunicó las recomendaciones publicadas por el Ministerio de Salud de la Nación en el contexto de la aparición de COVID-19 (Nuevo Coronavirus).

Dichas recomendaciones, elaboradas por la Asesoría Médica, están destinadas a orientar sobre medidas de prevención de la transmisión de todas las infecciones respiratorias, incluyendo las infecciones producidas por coronavirus como el COVID-19, en lugares con alto tránsito de personas como empresas y organismos con atención al público, y se han implementado en los espacios de trabajo del Colegio, tanto en sede central como en delegaciones.

Las medidas deben ser adoptadas como prácticas estándar para la prevención de infecciones respiratorias tales como gripe, coronavirus, entre otros, que se transmiten por gotas de saliva al hablar, toser y estornudar; y que contaminan superficies y objetos en un área de circunferencia de aproximadamente un metro.

Una adecuada higiene de manos puede realizarse a través de acciones sencillas que requieren de un correcto conocimiento de ambas técnicas: lavado de manos con agua y jabón antes y después de manipular basura o desperdicios, antes y después de comer, manipular alimentos y/o amamantar, luego de haber tocado superficies públicas: mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, etc.; después de manipular dinero, llaves, animales, etc.; después de ir al baño o de cambiar pañales.

Para reducir eficazmente el desarrollo de microorganismos en las manos, el lavado de manos debe durar al menos entre 40 y 60 segundos.

A su vez, el frotado de manos durante 20 a 30 segundos con una solución a base de alcohol es un método práctico para la higiene.

En cuanto a la higiene respiratoria, las medidas de prevención buscan evitar la diseminación de secreciones al toser o estornudar. Esto es importante, sobre todo cuando las personas presentan signos y síntomas de una infección respiratoria como resfrío o gripe.

Entre las principales recomendaciones referidas a la higiene respiratoria se encuentran: cubrirse la nariz y la boca con el pliegue interno del codo o usar un pañuelo descartable al toser o estornudar, usar el cesto de basura más cercano para desechar los pañuelos utilizados, limpiar las manos después de toser o estornudar.

En cuanto a la desinfección de superficies y ventilación de ambientes, se recuerda que la desinfección debe realizarse diariamente, y esta frecuencia depende del tránsito y de la acumulación de personas, la época del año y la complementación con la ventilación de ambientes.

En este sentido, antes de aplicar cualquier tipo de desinfectante debe realizarse la limpieza de las superficies con agua y detergente. Esta limpieza tiene por finalidad realizar la remoción mecánica de la suciedad presente.

Una vez realizada la limpieza de superficies se debe proceder a su desinfección: el proceso es sencillo y económico ya que requiere de elementos de uso corriente: agua, recipiente, trapeadores o paños, hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina con concentración de 55 gr/litro): colocando 100 ml de lavandina en 10 litros de agua sumergir el trapeador o paño en la solución preparada, escurrir y friccionar las superficies a desinfectar.

La ventilación de ambientes cerrados, sobre todo en período invernal o de bajas temperaturas, debe hacerse con regularidad para permitir el recambio de aire. En otras circunstancias y lugares se recomienda que se asegure el recambio de aire mediante la abertura de puertas y ventanas que produzcan circulación cruzada del aire.

Es importante resaltar que no se recomienda el uso de barbijos de manera rutinaria en trabajadores que atienden al público, ya que solo está recomendado para personas que presentan síntomas respiratorios y personal de salud que atiende a personas con síntomas respiratorios.

Recomendaciones sobre salud mental para la población general elaboradas por el Ministerio de Salud de la Nación


Link para descargar este afiche en formato PDF


  Link para descargar este afiche en formato PDF