El Colegio celebró su 128 aniversario renovando su compromiso con la comunidad

Fundado en 1889, el Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires celebró el pasado 18 de febrero sus 128 años de vida.

A lo largo de la historia, la institución ha forjado una identidad en la que el compromiso con la comunidad siempre se ha manifestado como una cuestión primordial y que, en la actualidad, continúa siendo su principal objetivo, entendiendo su función con una fuerte responsabilidad social, tanto institucional como profesional.

Desde aquellos comienzos, a fines del siglo XIX, la entidad se ha convertido en una referencia entre las asociaciones profesionales y en la fuente de innumerables servicios para el notariado bonaerense.

Con el impulso del Esc. Arturo Mom, fundador y primer presidente, la historia del Colegio de Escribanos se inició formalmente el 18 de febrero de 1889, pocos años después de la fundación de La Plata como capital provincial y tras la instalación de los primeros escribanos.

Aun en contextos históricos con distintas particularidades, el Colegio iniciaba en ese momento un camino marcado por los valores que definirían su trascendencia institucional a lo largo de los años. Posteriormente, serían la inspiración de la legislación que regularía la profesión y que, con modificaciones, se convertiría en la actual Ley Orgánica del Notariado (Dec. Ley N° 9020/78).

Dichos valores se han puesto de manifiesto en cada una de las acciones llevadas a cabo con el objetivo concreto de trabajar siempre por el notariado y la vinculación dinámica con el Estado, así como en la tarea constante de jerarquizar la profesión y difundir sus incumbencias.

En la actualidad, nos encontramos con un notariado solidario y comprometido, dispuesto siempre a dar respuesta a las nuevas demandas y desafíos de la sociedad actual, y manteniendo los mismos principios que engrandecieron la profesión.

Acto institucional

El acto institucional para la celebración del 128 aniversario se realizará el próximo 9 de marzo, por la noche, en la sede del Colegio de Escribanos.