Emotivo acto por la inauguración de la biblioteca personal de Eduardo Pondé

Entre recuerdos personales de sus colegas y un repaso por sus aportes al Colegio y al notariado bonaerense, la figura de Eduardo Bautista Pondé fue el eje del acto con el que se inauguró su biblioteca personal como parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Central “Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield”, en la mañana del pasado viernes 30 de agosto.

En medio de un clima de marcada emoción estuvieron presentes miembros del Comité Ejecutivo; consejeros; los expresidentes del Colegio Néstor Pérez Lozano y Agustín Sáenz; el Decano Honorario del Notariado Bonaerense, Natalio Etchegaray; integrantes de la Comisión de Bibliotecas; presidentes de delegaciones y familiares de Eduardo Pondé.

Ante el numeroso público que se reunió en la Biblioteca, el Secretario de Relaciones Institucionales del Colegio, Mauricio Esponda, destacó el trabajo realizado por el escribano Pondé a lo largo de su trayectoria y su compromiso con la institución.

“Representó una bisagra en la vida de nuestro Colegio y el tiempo no ha hecho más que engrandecer la significación de un dirigente visionario, que supo pensar la profesión y el cuerpo profesional con una proyección histórica única”, señaló el Secretario de Relaciones Institucionales.

A continuación, dio lectura a un fragmento del discurso que pronunciara Pondé como Presidente del Colegio en la apertura de la IV Jornada Notarial Bonaerense, en Bahía Blanca, en 1960.

Posteriormente, se dio paso al descubrimiento del cuadro de Pondé que fue ubicado en el sector donde se encuentra la que fuera su colección personal. Dicha acción estuvo a cargo de Esponda junto a Natalio Etchegaray; el escribano Romelio Fernández Rouyet; el Presidente de la Comisión de Bibliotecas, Armando Luis Arcone; y el Dr. Eduardo Pondé (h).

A continuación, Fernández Rouyet desarrolló una semblanza de la figura de Pondé, en la que puso de manifiesto los valores e ideas que tenía quien fuera Presidente del Colegio entre los años 1959 y 1962. En sus palabras, destacó el impulso para la creación de las delegaciones y la propuesta para la creación de lo que posteriormente fue la Universidad Notarial Argentina, entre otras acciones que marcaron el paso por la gestión institucional.

Finalmente, cabe recordar que Pondé ejerció el notariado en La Plata y en la ciudad de Buenos Aires, en tanto que en 1988 fue nombrado presidente del Instituto Argentino de Cultura Notarial, cargo con el que logró transformarlo en la Academia Argentina del Notariado, primero, y luego en Academia Nacional del Notariado, antes de dejar la función en 1996.