Se cumple el 40 aniversario de la creación del Archivo de Actuaciones Notariales

Este martes, 17 de septiembre, se cumplen 40 años de la inauguración del Archivo de Actuaciones Notariales, que tiene como principales objetivos el depósito, guarda, conservación y custodia de los Protocolos y Libros de Requerimiento de Certificaciones de Firma e Impresiones Digitales.

Si bien la guarda de los protocolos de los escribanos bonaerenses es de competencia natural de la Suprema Corte de Justicia provincial, diferentes razones de índole material y técnico han llevado al Estado a confiar al Colegio de Escribanos el manejo y la protección del Archivo de Actuaciones Notariales.

Dicha delegación tiene su punto de inicio en la primera acordada firmada en el año 1979. Desde ese momento, nuestra institución ha gestionado la guarda y conservación del material contenido en los protocolos, considerado muchas veces como la historia misma de la comunidad, mediante sucesivos convenios y decisiones del máximo órgano jurisdiccional.

En los últimos años, y como parte de la imprescindible evolución de la función ordenadora y de mejora de las condiciones de conservación, se habilitaron nuevas instalaciones en la localidad de Hernández, diseñadas y construidas especialmente para este propósito, con características que permiten optimizar el almacenamiento de los protocolos y el acceso a los mismos.

Servicios y funciones

Dentro de las funciones asignadas al Archivo se encuentra la de recibir los Protocolos. Esto implica una verificación previa de la autorización judicial para su recepción e ingreso al Archivo, la identificación de los tomos y la organización de las respectivas ubicaciones físicas de los mismos.

Otra función es la conservación y custodia de material de alta sensibilidad, como son los tomos de Protocolo. Esto genera una actividad tendiente al mantenimiento en buenas condiciones de los edificios de guarda, y principalmente de la limpieza y restauración de los tomos.

Un servicio que también se brinda desde este Organismo, consiste en la exhibición de los tomos a todos aquellos solicitantes que demuestren un interés legítimo en su lectura.

También tiene como función la expedición de segundas o ulteriores copias de las escrituras depositadas, asi como también fotocopias de los documentos existentes. En este caso, previa verificación del cumplimiento de todos aquellos requisitos legales que legitimen el requerimiento.

Video institucional