Preguntas frecuentes

Autorizaciones a menores de edad para viajar al exterior

Los menores de 18 años, para viajar al extranjero, necesitan contar con la autorización expresa de ambos padres o de aquellas personas legalmente responsables. Esta autorización se puede tramitar ante un escribano. Las autorizaciones de viaje pueden ser amplias o restringidas en razón del tiempo, edad del menor y personas acompañantes, etc.

¿Qué documentos son necesarios para gestionar una autorización de viaje?

  • DNI
  • Original de la Partida o Certificado de nacimiento del menor o libreta de familia con el nacimiento inscripto.
  • En determinados casos se puede requerir documentación complementaria o adicional, como por ejemplo, si uno de los padres hubiere fallecido, se requerirá la partida de defunción.

Boleto de compraventa

¿Qué es un boleto de compraventa de inmuebles?

Es un contrato en donde el comprador y vendedor se obligan a transferir el dominio de un inmueble a cambio de un precio. Dada la importancia de sus cláusulas a la hora de determinar las obligaciones de cada parte, resulta esencial consultar a un Escribano antes de firmarlo./p>

Certificaciones de copias

Las certificaciones de copia acreditan la existencia del documento original, que tuvo a la vista el escribano al momento de realizarla.

La copia certificada no reemplaza al documento original, por eso, para determinados actos existe obligación legal de exhibirlo.

Certificaciones de firmas

La certificación de firma acredita la identidad de la persona que la alega y suscribe el documento, como así tambien la fecha y lugar en que lo hace. La presencia del notario garantiza el ejercicio de la libre voluntad del firmante y le otorga al documento solidez probatoria. El documento suscripto bajo estas condiciones se presume indiscutible, a diferencia del que no tiene certificación notarial de firma.

La interveción notarial en la certificación de firmas garantiza la legalidad del documento, pero no juzga sobre su contenido.

Directivas anticipadas de vida y salud (actos de autoprotección)

Son actos que una persona realiza cuando está en plena lucidez, previendo circunstancias relativas a su patrimonio y/o su salud para la eventualidad de encontrarse en la imposibilidad de decidir sobre su persona y vida.

Se trata del derecho de todo ser humano a decidir y a disponer sobre su vida, su persona y sus bienes para el futuro frente a la posibilidad de una eventual pérdida del propio discernimiento. Su basamento lo constituye el respeto a la libertad, la dignidad y la igualdad de todos los seres humanos, cualquiera sea su edad, sexo o condición. Protege derechos fundamentales del otorgante, pero también orienta y facilita las decisiones de jueces, médicos y familiares.

Puede contener detalles sobre su atención personal (quién deberá cuidarlo, en qué lugar, etc.), persona que desea como apoyo o representante, instrucciones sobre la administración de su patrimonio y directivas sobre su salud tales como, aceptación o rechazo de tratamientos médicos, lugar de internación, exequias, persona que decida sobre tales aspectos, etc.

La escritura pública de directivas anticipadas de vida le confiere al acto garantía de autenticidad, indubitabilidad y permanencia.

Su registración (prevista en los artículos 184 bis a 184 sexies del Decreto-Ley 9020/1978) facilita que el contenido de tales actos pueda ser encontrado en tiempo oportuno pero preservándolo al mismo tiempo en las condiciones de privacidad necesarias dispuestas por el otorgante. Dicho registro funciona en el seno del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires.

Donación de inmuebles

Es un contrato por el cual una persona se obliga a transmitir a otra un inmueble con ánimo de beneficiarla. Debe ser instrumentado por escritura pública como condición de validez y eficacia. Existen varias modalidades a las que se puede someter el contrato, una de las más utilizadas es la donación de nuda propiedad con reserva de usufructo a favor del o los donantes, en donde éstos conservan el uso y goce del inmueble por un plazo o hasta su fallecimiento. En estos supuestos, la muerte del donante extingue el usufructo, sin necesidad de trámite sucesorio, quedando el dominio pleno del inmueble en cabeza del donatario.

Escritura de compraventa

La escritura de compraventa junto con la entrega de la posesión del inmueble lo convierten al comprador en propietario.

El escribano actúa como agente de retención de diversos impuestos, entre otros: Impuesto a la Transferencia de Inmuebles (ITI) e Impuesto de sellos.

Fideicomiso

El fideicomiso es un contrato que posibilita la realización y concreción de distintos tipos de negocios creando un patrimonio de afectación separado e independiente de los patrimonios de todos los participantes (fiduciante, fiduciario, fideicomisario y beneficiario).

Fideicomiso inmobiliario

Se utiliza para la construcción y venta de edificios, dúplex, clubes de campo y barrios cerrados, con la ventaja de que el inmueble y los recursos aportados forman un patrimonio separado que no puede ser atacado por los acreedores particulares de cada una de las partes.

Fideicomiso de administración

Se utiliza para proteger los bienes familiares y el patrimonio de la empresa familiar, así como también de personas discapacitadas, transmitiendo los bienes a favor de un administrador del patrimonio de afectación, por un plazo, para que una vez transcurrido, se retransmita al titular originario o bien a los beneficiarios designados en el contrato.

Fideicomiso de garantía

Cumple una función similar a la hipoteca pero en este caso, se entregan a una persona de confianza (fiduciario) los bienes dados en garantía, para que ante el incumplimiento del deudor, el fiduciario proceda a su venta para saldar lo adeudado, sin intervención judicial.

Hipoteca

La hipoteca permite garantizar cualquier obligación existente entre las partes. Se constituye sobre inmuebles y por escritura pública. Otorga preferencia al acreedor frente a otros acreedores y frente a sucesivos adquirentes del inmueble. Ante el incumplimiento del deudor, se podrá ejecutar judicialmente el inmueble y con el producido saldar la deuda.

Impuesto a la Transferencia de Inmuebles (ITI)

Es un impuesto nacional que grava las transmisiones onerosas de inmuebles. Se calcula aplicando el 1,5 % sobre el precio, y debe ser retenido por el escribano, que lo pagará e informará a la AFIP. Si el transmitente adquirió el inmueble a título oneroso después del 1 de enero de 2018, no se encuentra gravado por este impuesto sino por el Impuesto a las Ganancias cedulares (Ley 20.628 modificada por ley 27.430, RG 4190/E y Decreto 976/18).

Con relación al ITI, entre otras exenciones, quien venda su única vivienda, para adquirir otra, podrá obtener un “Certificado de no retención” por opción de reemplazo, que deberá tramitar ante la AFIP.

Impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes (ITGB)

Es un impuesto de la Provincia de Buenos Aires, que se aplica a partir del 01/01/2011 que grava todo enriquecimiento gratuito, que obtengan las personas con domicilio en la Provincia de Buenos Aires o que involucren bienes ubicados en esta jurisdicción, independientemente del domicilio del beneficiario.

El escribano no es agente de retención de este impuesto.

Impuesto de sellos

Es un impuesto provincial que grava la instrumentación de todo acto jurídico oneroso. Para las compraventas de inmuebles la alícuota es del 2% y dicho importe debe ser retenido por el escribano autorizante de la respectiva escritura.

Informe de dominio y de anotaciones personales

¿Para qué sirve un informe de dominio y de anotaciones personales?

Los informes de dominio y de anotaciones personales, expedidos por el Registro de la Propiedad Inmueble, se utilizan junto con la escritura del vendedor, para conocer la situación jurídica del inmueble, y la persona del enajenante, informándose acerca de la existencia de gravámenes, embargos, hipotecas, inhibiciones y otras restricciones al momento de su solicitud. Solicitar este informe antes de firmar el boleto de compraventa es fundamental, para otorgar mayor seguridad al comprador.

Poderes

Es el acto jurídico unilateral por el cual una persona confiere representación y facultades a otra para que actúe en su nombre frente a terceros. Puede ser especial o general de acuerdo a las necesidades de cada caso particular. Es en términos generales, es esencialmente revocable y se extingue por fallecimiento o incapacidad del poderdante.

Protección de la vivienda

El régimen de protección de vivienda (anterior Régimen de la Ley 14.394 de Bien de Familia) permite proteger inmuebles destinados a "vivienda" de la ejecución de la mayoría de los acreedores. No existe la posibilidad de incluir en el régimen el inmueble destinado a una explotación comercial para el sustento de la familia, como lo preveía la legislación anterior. Es posible afectar a la protección todo el inmueble o una parte de su valor.

El propietario que constituye la protección puede ser beneficiario de la misma, inclusive siendo soltero, así como su "conviviente". Al menos uno de los beneficiarios debe vivir en el inmueble afectado.

Registro de Rúbrica de Libros de Consorcio

El Colegio de Escribanos lo tiene a su cargo, funciona en su sede central y es un Registro que inscribe los libros que tienen que llevar los consorcios de propiedad horizontal que estén en la provincia de Buenos Aires. No interesa si la compra del terreno o el reglamento se hubieran hecho ante un escribano de otra provincia o de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

A la fecha no se inscriben los administradores, sino solamente los libros que tienen que llevar los consorcios (de actas de asambleas, de administración, registro de firmas, registro de copropietarios y los contables). Es decir que la desvinculación de un administrador o la designación de uno nuevo no se tienen que informar a este Registro.

Ni los administradores, ni los miembros del consejo de administración ni los copropietarios pueden llevar los libros directamente al Colegio de Escribanos. Tienen que ser entregados a un escribano, que le indicará la documentación necesaria para proceder a hacer el trámite de inscripción, que se encuentra exclusivamente a su cargo.

Los certificados que informan sobre la situación registral del consorcio deben ser solicitados a través de un escribano.

Registro de testamentos

Es un Registro que por disposición legal en la provincia de Buenos Aires es llevado por el Colegio de Escribanos, y funciona en su sede central. Entre otros documentos registra los testamentos, sus revocaciones y las designaciones de tutores para hijos mayores y de curadores para mayores incapaces. El Registro no conserva original ni copia de ninguno de ellos, sino solamente la comunicación del otorgamiento del testador. La inscripción sólo la pueden solicitar la persona que firmó el testamento, el escribano que lo hizo o los juzgados.

Por su carácter reservado las personas que pueden pedir información al Registro para saber si una persona hizo testamentos o revocaciones son el propio interesado o un juez. Una vez que el firmante del testamento falleció, los herederos también pueden solicitar esa información. Si la sucesión no se hubiera comenzado se puede pedir acompañando una copia de la partida de defunción.

Testamento

Es un acto jurídico unilateral personalísimo por el cual una persona mayor de edad (18 años) indica qué destino quiere que tengan todos o algunos de sus bienes para después de su muerte. Estas disposiciones pueden modificarse en cualquier momento. Se pueden incluir también cláusulas que no tengan que ver con sus bienes, como por ejemplo el reconocimiento de un hijo o el nombramiento de tutor. El asesoramiento de un Escribano lo ayudará a tomar la decisión adecuada.