La Caja adhiere a la conmemoración del Día Internacional de la Dislexia

el .

El pasado 8 de octubre se conmemoró el Día Internacional de la Dislexia. Por ello, y con el fin concientizar a los afiliados a la Caja de Seguridad Social sobre esta temática, la Asesoría Médica elaboró un detallado informe disponible en el sector de “Recomendaciones de Salud” dentro de este portal web.

En este sentido, la dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún trastorno físico, psíquico ni sociocultural y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.

Se trata de un problema que hace que a un niño le resulte difícil aprender a leer. No tiene ninguna relación con el grado de inteligencia del niño, pudiendo ser iguales o más inteligentes que otros niños de su edad, pero tienen diferencias cerebrales que afectan la forma en que procesan las palabras escritas.

Tienen también problemas para comprender la conexión entre las letras (o grupos de letras) y los sonidos. La dislexia es una dificultad para la descodificación o lectura de palabras, por lo que estarían alterados algunos de los procesos cognitivos intermedios entre la recepción de la información y la elaboración del significado.

Los disléxicos manifiestan, de forma característica, dificultades para recitar el alfabeto, denominar letras, realizar rimas simples y para analizar o clasificar los sonidos. Además, la lectura se caracteriza por las omisiones, sustituciones, distorsiones, inversiones o adiciones, lentitud, vacilaciones, problemas de seguimiento visual y déficit en la comprensión.

El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con el sistema educativo, pues, dentro de éste, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo cual el niño disléxico no puede asimilar los contenidos de las materias porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura.

El principal síntoma es no poder leer tan bien como otros niños de la misma edad o del mismo curso. Los signos de dislexia son diferentes para los niños de diversas edades.

Dado que los niños con dislexia tienen problemas para leer, a veces lo evitan. Esto empeora el problema ya que se atrasan mucho más en comparación con los demás niños de su edad. A medida que se hacen mayores, sus problemas de lectura llevan a problemas en la escuela. Por eso es tan importante que los niños con dislexia reciban tratamiento temprano.

Para acceder al detalle pormenorizado de cada uno de las cuestiones enunciadas, como así también para interiorizarse sobre diagnóstico, tratamientos disponibles, legislación existente al respecto y las instituciones que abordan el tema en nuestro país, se encuentra disponible el artículo completo elaborado por la Asesoría Médica de la Caja, haciendo click aquí.